Noticiero 9

2023 registró un récord en desastres ambientales en América Latina

Según un informe de la organización Meteorológica Mundial el año pasado los destrozos por desastres naturales alcanzaron los 20.000 millones de dólares. 

Una serie sin precedentes de desastres naturales causaron estragos en la región y dejaron pérdidas económicas estimadas en más de 20 mil millones de dólares. Un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) reveló que el continente experimentó condiciones climáticas extremas, exacerbadas por fenómenos como El Niño y el calentamiento global. Este período, catalogado como el más cálido registrado hasta la fecha, evidenció una alarmante aceleración en el cambio climático y sus devastadoras consecuencias para la biodiversidad y las poblaciones locales.

Los efectos combinados de El Niño y el cambio climático se hicieron sentir en toda su magnitud durante el año pasado, desencadenando inundaciones catastróficas en el sur de Brasil que cobraron la vida de más de un centenar de personas. La secretaria general de la OMM, Celeste Saulo, subrayó que todas las variables climáticas y ambientales alcanzaron niveles récord en 2023, exacerbando la vulnerabilidad de América Latina y el Caribe ante eventos climáticos extremos.

El informe de la ONU describió a El Niño como un fenómeno natural que, en el contexto actual de cambio climático, adquiere dimensiones aún más destructivas. Este patrón climático, caracterizado por el calentamiento de las aguas del Pacífico tropical, se manifestó de manera especialmente severa en el sur de Brasil, donde las inundaciones dejaron una estela de destrucción y desolación. Paola Albrito, directora de la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), lamentó que más de 11 millones de personas en la región se vieron afectadas por desastres relacionados con el clima, destacando la urgencia de fortalecer la resiliencia ante tales eventos.

Entre los desastres destacados en el informe se encuentra el huracán Otis, que arrasó Acapulco, México, en octubre, así como los extremos en los patrones de precipitación que provocaron sequías históricas en la Amazonía brasileña y lluvias torrenciales en el sudeste de Brasil, Jamaica, Haití y República Dominicana. La temperatura media en la región alcanzó niveles sin precedentes, con un aumento de 0,82°C respecto al período de referencia 1991-2020, exacerbando la frecuencia e intensidad de los incendios forestales y otros eventos extremos.

A pesar de los esfuerzos por aumentar la resiliencia y adaptación al cambio climático, el informe resaltó la insuficiencia de los servicios meteorológicos y climáticos en la región, así como la falta de inversión en la prevención de desastres. Este bajo nivel de financiamiento deja a muchos países de América Latina en un estado constante de recuperación, resaltando la urgencia de acciones coordinadas a nivel nacional e internacional para abordar la crisis climática y proteger a las comunidades vulnerables frente a futuros desastres.Para el año 2024 el panorama parecería no mejorar, con un escenario de desastre inédito en el sur de Brasil durante la última etapa del fenómeno del Niño.

Notas relacionadas

Patricia Bullrich se reunió con Bukele y reafirmó su apoyo a las políticas de seguridad en El Salvador

redactor

Medio millón de inmigrantes podrían obtener la ciudadanía estadounidense bajo el nuevo plan de Joe Biden

redactor

El gobierno alemán cuestionó a Milei por sus cruces con Pedro Sánchez: «Es falto de gusto»

redactor