Noticiero 9

Quién es Ebrahim Raisi, el presidente iraní que sufrió un accidente de helicóptero

Raisi es señalado como posible sucesor de Ali Khameini, el líder supremo, la máxima posición política en la República Islámica

Ebrahim Raisi, de 63 años, es un clérigo de línea dura que asumió la presidencia de Irán en 2021. Desde su llegada al poder, Raisi ha centrado sus esfuerzos en ampliar la influencia de Irán en el Medio Oriente, apoyando a militantes en la región y acelerando el controvertido programa nuclear iraní, que muchos sospechan tiene como objetivo el desarrollo de armas atómicas. Su mandato ha estado marcado por una creciente tensión con Israel y una serie de desafíos internos, incluyendo fuertes protestas antigubernamentales y una profunda crisis económica agravada por sanciones internacionales.

Raisi nació en 1960 en Mashad, una ciudad al este de Irán, y proviene de una familia profundamente religiosa. Creció durante la revolución islámica que derrocó a la monarquía en 1979, lo que moldeó su fervor religioso y político. Ascendió rápidamente en el Poder Judicial de Irán como un estudioso religioso y protegido del líder supremo Ali Khamenei, sirviendo como fiscal en varias ciudades antes de ser nombrado en el cargo más alto de la Justicia. Se le atribuye haber formado parte de un comité que ordenó las ejecuciones de miles de disidentes políticos en 1988, lo que le ha valido acusaciones de violaciones a los derechos humanos y sanciones por parte de Estados Unidos.

Durante su presidencia, Irán ha experimentado una de las olas de protestas más intensas en décadas, desencadenadas por la muerte de Mahsa Amini, una joven mujer kurda que murió bajo custodia policial. La respuesta del gobierno de Raisi a estas protestas ha sido brutal, con una represión que incluyó asesinatos y ejecuciones, lo que ha generado condenas internacionales.

En el ámbito internacional, el programa de enriquecimiento de uranio de Irán y su programa de misiles balísticos han seguido avanzando bajo el mandato de Raisi. Las tensiones con Israel se intensificaron significativamente el mes pasado después de que Teherán lanzara un ataque con cientos de misiles y drones en respuesta al bombardeo israelí del consulado iraní en Damasco. Este ataque escaló aún más las hostilidades, especialmente después de que Hamas, un grupo militante apoyado por Irán, realizara un ataque terrorista el 7 de octubre.

Además de sus conflictos con Israel, Irán se ha consolidado como el principal proveedor de drones militares para Rusia en su guerra con Ucrania. El año pasado, Irán también restableció relaciones diplomáticas con Arabia Saudita, sellando un acuerdo con el reino de los Al-Saud, tradicionalmente una potencia hegemónica del mundo árabe sunnita y enemiga declarada de Irán, un país de mayoría chiita.

A pesar de los desafíos y las críticas, Raisi sigue siendo visto como el posible sucesor del ayatollah Ali Khamenei, lo que lo posiciona en el centro del futuro político de la República Islámica.

Irán: el helicóptero del presidente Ebrahim Raisi sufrió un accidente

Notas relacionadas

Chile: declaran el estado de catástrofe en la región del Biobío por intensas inundaciones

redactor

Hamás acató la orden de “Alto el Fuego” de la ONU y se abre a negociaciones

redactor

Fiscalía de Ecuador vinculó a la vicepresidenta a una investigación por tráfico de influencias

redactor