Noticiero 9

Conflicto policial en Misiones: Rechazaron la oferta salarial de un aumento del 20%

En los últimos días, la provincia de Misiones ha sido testigo de un conflicto salarial protagonizado por las fuerzas de seguridad, que ha generado tensiones significativas entre el gobierno provincial y los policías, tanto activos como retirados. 

El viernes por la madrugada, varias camionetas de la policía se estacionaron frente al comando radioeléctrico en la avenida Uruguay, en Posadas, y encendieron cubiertas en señal de protesta. Esta manifestación, que incluyó el corte de calles, se ha extendido durante cuatro días consecutivos.

Martín Bauer, periodista y director del sitio web PlanB , explicó en una entrevista que el gobierno de Misiones intentó inicialmente una respuesta de «mano dura» al conflicto. «Por primera vez, convocaron a las fuerzas federales para desalojar a los policías en protesta, lo cual casi provoca un enfrentamiento directo entre la Gendarmería, la Prefectura y la Policía Federal contra los policías provinciales», relató Bauer. Esta situación escaló en tensión, con episodios de empujones y golpes, hasta que el gobierno decidió retirar a las fuerzas federales y optar por el diálogo .

Las negociaciones, sin embargo, no han sido fructíferas hasta el momento. «Los voceros de la protesta, Ramón Amarilla y Darío Palavecino, rechazaron la oferta gubernamental de un aumento del 20%, subiendo apenas 5 puntos porcentuales respecto a la oferta inicial del 15%», comentó Bauer. Los policías demandan un aumento del 100%, mientras que el gobierno, según fuentes del Ministerio de Economía, está tratando de ajustar sus propuestas para encontrar un punto medio aceptable .

El impacto del conflicto no se limita a las fuerzas de seguridad. Otros gremios, incluyendo docentes, guardaparques y personal de la salud, han comenzado a unirse a la protesta. «Hoy hubo cortes de rutas en al menos una docena de puntos de la provincia», señaló Bauer, subrayando la creciente solidaridad entre distintos sectores de trabajadores .

A pesar del apoyo interno dentro de las fuerzas de seguridad, la situación sigue siendo delicada. «El gobierno denunció penalmente a los policías en protesta y amenazó con despidos, lo que generó mucho miedo y preocupación», indicó Bauer. No obstante, las negociaciones han incluido garantías para que no se persiga a los policías activos involucrados en la protesta.

El periodista también destacó la complejidad de las escalas salariales en juego. «Un agente que recién arranca está cobrando menos de 400 mil pesos, y los policías están pidiendo llegar a 800 mil», explicó. La oferta gubernamental, incluso si llegara al 25%, sigue siendo insuficiente para satisfacer las demandas de los policías.

Finalmente, la respuesta de la comunidad ha sido de crítica hacia el gobierno provincial, que ha mantenido un perfil bajo durante la crisis. «El gobernador no ha hablado desde el inicio del conflicto y el ministro de gobierno solo ha emitido mensajes grabados», concluyó Bauer.

Notas relacionadas

Caso Loan: los fiscales brindaron detalles sobre la investigación y las medidas adoptadas

redactor

Mercado laboral del Gran Resistencia: crece la tasa de actividad y el empleo

redactor

Caso Loan: la investigación pasó a Fuero Federal por sospechas de trata de personas

redactor