Noticiero 9

Por el dólar soja 4, BCRA acumula compras por u$s513 millones en septiembre (ayuda para contener la brecha)

La racha positiva del Central acumula 27 ruedas. Por el tipo de cambio diferencial, ya se operaron más de u$s1.500 millones y se espera un ritmo similar para los días restantes, aunque solo el 75% se liquida en el MULC.

La dinámica de las reservas del Banco Central se posicionó como uno de los principales ejes de preocupación del mercado este año ante la sequía histórica que afectó al país y derrumbó el ingreso de divisas. Frente a este panorama, el Gobierno impulsó una cuarta versión del Programa Incremento Exportador desde comienzos de septiembre hasta el final del mes, que permitió apuntalar la performance de la autoridad monetaria en el MULC.

Esta versión del programa tiene la particularidad de dar la posibilidad al exportador de contar con la disponibilidad del 25% de las divisas generadas por las ventas soja y derivados. La mejora del BCRA en el MULC, sumada a las continuas intervenciones en el mercado de bonos, permitieron mantener una estabilidad relativa en las cotizaciones de los dólares financieros. Sin embargo, analistas consultados por Ámbito esperan que cuando este finalice, las los tipos de cambio paralelos retomen la aceleración nominal del resto de los precios.

Gracias al dólar soja 4, el Central logró comprar u$s513 millones en el MULC en lo que va del mes. Asimismo, el programa le permitió estirar su racha compradora de divisas a 27 jornadas consecutivas, que se inició tras la devaluación de agosto, lapso en el cual logró sumar u$s1.637 millones. Se trata de la seguidilla más larga desde julio de 2021. Sin embargo, a pesar de esta dinámica, la autoridad monetaria no consigue recomponer las reservas internacionales netas, que según estimaciones de Aurum Valores están en terreno negativo por u$s4.693 millones.

El economista Federico Glustein destacó: “El dólar soja viene positivo, generando u$s1.575 millones de dólares desde su implementación, lo que le permite comprar divisas al BCRA y, sumado a las restricciones para importar, deja una balanza positiva en cuanto al MULC. Sin embargo, eso no le permite acumular reservas producto de diversos temas, como la valuación de las monedas y la demanda, aunque sí sostener compras de divisas en el MULC por 27 jornadas consecutivas”.

Este buen desempeño le posibilita a la autoridad monetaria adquirir más poder de fuego para intervenir en los dólares financieros por medio del mercado secundario de bonos. En ese marco, los dólares financieros atraviesan una relativa estabilidad a lo largo del mes. Por un lado, el contado con liquidación (CCL) cayó 4,8%, desde los $780,54 a los $743 actuales. Por su parte, el dólar MEP tuvo una leve suba del 2% en el mismo período, desde los $670 a los $684.

Según el economista Gustavo Ber, las intervenciones del BCRA en el mercado de bonos rondan los u$s30 millones diarios. “La estabilidad de los dólares financieros en esta etapa se explica principalmente por el ‘dólar soja 4’ que finaliza hacia fin de mes, por lo cual deberían reanudar sus reacomodamientos ante la acelerada nominalidad de la economía, la mayor emisión monetaria, la caída en la demanda de dinero y la habitual mayor dolarización antes de las elecciones”, destacó Ber.

En cambio, Glustein señaló: “La estabilidad de los financieros se debe a la intervención del MEP por parte del Gobierno y al cierre del grifo importador. El dólar soja 4 ayuda a evitar mayor liquidación de bonos y emisión como consecuencia, pero no es el principal factor. Posiblemente, más cerca del final del programa vayan decayendo las ventas y se note ese hueco, sobre todo, por caída de actividad y demanda de divisas. Hay que pensar que el objetivo de divisas se cumplirá, pero eso solo no alcanza ni para el objetivo del FMI ni para bajar la presión sobre el mercado de cambios”.

Notas relacionadas

VIDEO| Sáenz Peña: insultos y agresiones de colectiveros hacia trabajadores de prensa

redactor

Internaron a Jorge Lanata en el Hospital Italiano

redactor

Renunció el Secretario de Política Económica, Joaquín Cottani

redactor