Noticiero 9

Mediante monitoreo se detectó un incremento de la población de peces en el Río Paraná

En un reciente monitoreo realizado por investigadores de distintas provincias, se ha detectado un notable incremento poblacional de peces en el río Paraná. Para conocer más sobre este tema y profundizar en los detalles, hemos hablado con Facundo Vargas, jefe del Departamento de Investigación, Monitoreo y Rescate de Fauna Silvestre de la Subsecretaría de Ambiente y Biodiversidad.

Facundo Vargas explicó que desde 2010 se lleva a cabo un sistema de monitoreo diario en el puerto de desembarco de Antequera, ubicado en el barrio San Pedro Pescador, donde se registran datos de pesca y se realizan estudios para evaluar el estado de las poblaciones de peces. Hace dos años, un grupo de investigadores decidió compartir estos datos junto con los resultados de otros estudios elaborados en distintas provincias del litoral y publicaron una evaluación de la pesquería en la cuenca del río Paraná.

Los resultados muestran que algunas poblaciones de peces han mejorado en términos de cantidad y peso, mientras que en otros sectores del río se ha observado una disminución en ciertas especies. Estas respuestas diversas son producto de una variedad de factores que afectan a las poblaciones de peces, como la pesca, la contaminación y la construcción de represas.

Según Facundo Vargas, los efectos de la pesca y las represas en las poblaciones de peces son relativamente menores en comparación con la dinámica natural del río, que incluye con sus crecidas y bajantes. En otras palabras, las fluctuaciones naturales del río tienen un mayor impacto en las poblaciones de peces que las actividades humanas. Esto contrasta con la situación en Brasil, donde la construcción de múltiples represas ha tenido un impacto más notorio en las poblaciones de peces.

En cuanto a la tendencia alcista en las especies de peces, se ha observado un aumento significativo en el manguruyú y el pacú en la zona del Chaco. Sin embargo, se ha registrado una ligera disminución en la presencia del dorado y el sábalo en la zona de Rosario, aproximadamente del 3% al 5%. Además, se ha verificado una disminución en la presencia de bagres y otros “peces de cuero” en la zona entre Corrientes y Yacyretá, relacionada principalmente con cambios en la transparencia del agua debido a las actividades de la represa.

Los estudios de monitoreo abarcan un período significativo, desde 1940 hasta la actualidad, y han proporcionado información valiosa sobre las tendencias de las poblaciones de peces en la cuenca del río Paraná. Se han estudiado alrededor de 20 especies en total.

En cuanto a las perspectivas futuras, Facundo Vargas destacó la importancia de la corriente del Niño y una normalidad en las precipitaciones para el mantenimiento de las poblaciones de peces. Durante momentos críticos, como el nacimiento de los peces, es fundamental que el río experimente crecientes sostenidas, lo cual brinda refugio y mejores condiciones para su supervivencia. Además, un invierno con niveles de agua adecuados es esencial para que los peces puedan pasar esa temporada y llegar al siguiente verano con un crecimiento óptimo.

Notas relacionadas

Caso Loan: Realizaron la reconstrucción de los hechos con la presencia de los detenidos

redactor

Resistencia: Dos adolescentes fueron víctimas de un nuevo «robo piraña»

redactor

Gendarmes narcos: «puede haber o no conexión con el Clan Sosa», señaló el fiscal Sabadini

redactor