Noticiero 9

“Los Yaguaretés” siguen apostando al deporte: cómo surgió el un equipo de rugby conformado por internos de la U7

El equipo de internos de la Unidad Penitenciaria de Resistencia creó “Los Yaguaretés». Se trata de un proyecto deportivo conformado por internos de la Unidad Penitenciaria Número 7.

Horacio Villalba, uno de los impulsores y profesor del equipo, visitó los estudios de Noticiero 9 para explicar cómo surgió el proyecto y la idea de llevar el deporte a la cárcel.

Según relató Villalba, ellos fueron inspirados por el trabajo de Espartanos, otro equipo que había llevado el rugby a una cárcel en la zona. “Obtener los permisos necesarios fue un proceso largo y requería cumplir con numerosos protocolos y requisitos”, comentó Horacio. Sin embargo, finalmente lograron ingresar a la Unidad Penitenciaria Número 7, que es una prisión federal con reglas más formales.

“El primer ingreso a la unidad penitenciaria para enseñar rugby fue una experiencia memorable”, expreso Horacio y confesó que, inicialmente, solo diez internos se acercaron y escucharon el proyecto en una actividad de aula. A la semana siguiente, empezaron a practicar en el campo de juego y el grupo creció a 20 personas.

Al principio, hubo cierta resistencia y los internos no respondían a las órdenes. Sin embargo, Horacio afirmó que cuando les explicaron que estaban allí “por convicción propia y no eran profesionales pagados, sino que querían enseñarles los valores del rugby”, los internos comenzaron a prestar atención y a colaborar. A partir de ahí, la relación con los internos mejoró y el grupo de rugby se llamó «Yaguaretés».

Con sumo entusiasmo, el profesor comentó que el número de participantes en el equipo siguió creciendo rápidamente. Al finalizar el primer año, habían alcanzado la cifra de 79 internos practicando rugby.

“Durante los entrenamientos y las prácticas, no se registraron inconvenientes ni conflictos, ya que los internos comprendieron la filosofía del deporte y los valores que implicaba. Incluso internos de diferentes pabellones que no podían cruzarse en los pasillos terminaron jugando juntos en el mismo equipo. Este logro era uno de los objetivos del proyecto, y generó gran satisfacción en el equipo de entrenadores”.

Horacio Villalba, uno de los impulsores y profesor del equipo.

En cuanto al espacio físico, Villalba comentó que el personal de la unidad penitenciaria “les cedió generosamente una cancha de fútbol con césped, a la cual adaptaron con unas tacuaras como arcos de rugby”. Sin embargo, el cambio del alambrado perimetral de seguridad hizo que tuvieran que practicar en patios internos, lo cual no era ideal debido a las condiciones del suelo y la falta de sol. Esto provocó que el número de participantes disminuyera, pero Horacio aseguró que “están buscando soluciones para poder seguir desarrollando el proyecto”.

En resumen, el proyecto de los Yaguareté busca utilizar el rugby como una herramienta de inclusión y transformación en el ámbito carcelario. Han observado beneficios significativos entre los internos, como el fortalecimiento de los lazos, la adquisición de valores y una mayor solidaridad. Horacio Villalba y su equipo están comprometidos en continuar con el proyecto y expandirlo en el tiempo, llevando el deporte y los conocimientos relacionados a más personas dentro de la cárcel.

Notas relacionadas

Productores de Corrientes manifestaron preocupación por ingreso de naranjas egipcias al país

redactor

Industria pesquera pidió al gobierno nacional la suspensión de retenciones

redactor

Juicio por YPF: Argentina podría quedar embargada

redactor