Noticiero 9

Hackeo a licencias de conducir: tiene un tinte «pseudo-político”, aseguró Julio López

Un hacker logró acceder y sustraer una base de datos que contenía 5.7 millones de imágenes de licencias de conducir, afectando tanto a ciudadanos comunes como a figuras públicas, incluidos políticos de alto rango. La filtración ha sido puesta a la venta en un conocido foro de la dark web por un valor de 3000 dólares.

Este masivo robo de datos incluye imágenes del frente y dorso de los carnets de conducir, un golpe a la privacidad de millones de argentinos. Entre los afectados se encuentra el presidente Javier Milei, junto a varios de sus ministros, incluyendo a Luis Petri, ministro de Defensa, y Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, cuyas licencias fueron expuestas en una muestra publicada por el perpetrador.

Julio López, especialista en seguridad digital, comentó en N9 Central que este tipo de incidentes ya no resultan sorprendentes dado el contexto actual de ciberseguridad. “La información estaba disponible en un mercado negro de datos, lo que señala una falla significativa en los protocolos de protección de datos del estado”, explicó López.

Este ciberataque no es un caso aislado. El responsable detrás de esta filtración es el mismo individuo que previamente había comprometido datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper). Sin embargo, en esta ocasión, no se ha realizado ningún pedido de rescate; simplemente, los datos fueron puestos a la venta.

López advierte que detrás de este ataque podría haber motivaciones políticas o intentos de exponer las debilidades del sistema: «El mensaje que acompaña la venta es casi una proclama pseudo-política, lo que podría sugerir un móvil más complejo detrás del robo«, señaló.

Además, destaca la importancia de entender las potenciales consecuencias a largo plazo de tales brechas de seguridad. “Hoy puede parecer trivial para algunos que se expongan sus licencias, pero estas acciones pueden preludiar estafas y fraudes mayores”, advirtió López.

Este incidente ha desatado una ola de preocupación entre los ciudadanos sobre la seguridad de su información personal y la efectividad de las medidas de protección de datos por parte del Estado. La confianza en la capacidad del gobierno para salvaguardar la información privada de sus ciudadanos está, sin duda, bajo escrutinio.

En respuesta, López sugiere la necesidad de una separación clara entre la seguridad operacional y la política, para garantizar la integridad y protección de los datos personales, sin importar los cambios en el panorama político.

Notas relacionadas

Nación incorporará la vacuna contra el dengue: «El peso de los acontecimientos hizo cambiar la actitud»

redactor

Paro nacional | “Son manifestaciones de contenido político” sostuvo el analista Medina Méndez

redactor

Fotomultas: tras la suspensión de multas, ¿restituirán el dinero a los que las pagaron?

redactor