Noticiero 9

¿Cómo nos afectan o benefician las medidas económicas tomadas por Luis Caputo?

Marcelo Lezcano, es economista y presidente de la consultora Catalaxia, y en comunicación con N9 aclaró dudas sobre el nuevo paquete de medidas económicas tomada por el ministro de Economía, Luis Caputo.

Es una “típica política ortodoxa, de ajuste, de las que argentina ya tuvo muchas a lo largo de la historia”, comenzó explicando el economista, “se caracterizan por una devolución brusca, que va a licuar el gasto público y aumentar las retenciones”, agregó.

Sinceramiento del tipo de cambio oficial

Cuando se habla de licuar el gasto público, “quiere decir que va caer el peso, que se va a reducir el gasto particular en todos los gastos que tiene el estado”, explicó el presidente de la consultora.

Esto se puede dar de dos maneras, una es haciendo que la inflación crezca por encima de lo que suben los gastos, con lo cual el peso de este se relativiza; y la otra, más directa y brutal, es devaluando.

En nuestro caso, las importaciones que se venían haciendo con un tipo de cambio subsidiado van a aumentar al sacarles el subsidio, y así podría alcanzar cambios mayores a mil pesos, por lo que sectores que estén atados al tipo de cambio, como el combustible, aumenten.

“Con el sinceramiento del tipo de cambio, prácticamente estás hablando de una liberación del cepo, entonces los incentivos que tienen importadores para comprar dólares ya no es tal como cuando había subsidio en los dólares”, desarrolló.

“Aquel que quiera importar que importe, dicen, pero aquel que lo quiera hacer va a tener que pagar este nuevo dólar oficial a 800 pesos más el impuesto país, que superara el tipo de cambio a más de mil pesos”, agregó el economista.

Eso va a tener consecuencias en los precios, “por eso se habla de la inflación que vamos a tener en los próximos meses, mucho mas alta de la que veníamos teniendo”, comentó Marcelo. “No solo va a afectar el sinceramiento de dólares sino también los subsidios de transporte y energía, que también se van a liberar”, agregó.

En ese sentido, recordó que la industria argentina tiene la característica de ser importadora de insumos, y ensambladora de esos insumos en el país, por lo que con el sinceramiento, a partir de ahora van aumentar los costos de las empresas industriales, por ende, “los márgenes se van a tener que reducir para mantener ventas”. “Vamos a ver un resentimiento en las ganancias de empresas importadoras, como automotriz o tela”, aseguró.

Reducir al mínimo las transferencias discrecionales del Estado Nacional a las Provincia

Las provincias reciben dinero del Estado Nacional por dos vías, explicó, “las coparticipaciones federales de impuestos”, estas ya están pactadas y es para todas igual, “y las transferencias discrecionales, donde el Estado transfería recursos a provincias a voluntad, estas siempre fueron abundantes en Chaco y no así en Corrientes, por ejemplo”.

En ese sentido, el sector público presentará un gran problema, porque a partir de tendrán que recortar los gastos provinciales y ajustarse a no recibir esas transferencias. “Chaco, por ejemplo, es la tercera provincia con más déficit del país, por lo que va a haber que reestructurar mucho los gastos que tenga la provincia”, explicó.

Haciendo un análisis economicista, dijo, “la reducción de transferencias a las provincias y la reducción de los subsidios en energía y transporte te van a dejar, prácticamente, en el umbral de llegar a un equilibrio fiscal, si bien no va a alcanzar para el equilibrio con solo esas dos, va a ayudar”.

Potabilidad de las medidas

“Todos los programas de shock tuvieron efectos positivos de llegar a controlar la inflación, solamente falló uno en el año ‘59, el tema es que, que sea permanente la sostenibilidad depende más de cuestiones políticas”, desarrolló el economista.

Eso quiere decir que “va a depender del musculo político que tenga el gobernante que aplique esas políticas, porque si no puede sostenerlas seguidamente habrá de nuevo inflación, como pasó con el Plan Austral, que terminó en hiperinflación”, agregó.

Y en ese sentido, recalcó que “estas medidas son muy de shock, ya las vamos a ir sintiendo en el transcurso de la semana que viene”, sobre todo porque ninguna de estas debe pasar por Diputados para poder ser aprobadas, las pueden desarrollar libremente desde la cartera.

Proyecto del segundo puente Chaco-Corrientes

Tras la medida de la suspensión de licitaciones de obras públicas, la construcción del segundo puente Chaco-Corrientes podría correr peligro, y en ese sentido, el economista Marcelo Lezcano trajo tranquilidad: “Ese es un proyecto que tiene financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo por ende no va a salir, en principio, un financiamiento del Estado”.

“Como el financiamiento es de afuera podrán empezar con esa obra”, aseguró, y contó que las primeras etapas “que son las del financiamiento Nacional ya se hicieron” y lo que se puede llegar a complejizar es como hacen para recuperar esa inversión de dólares, “que lo van a determinar en los próximos meses”.

Notas relacionadas

Ya no requerirán la cédula azul para conducir vehículos ajenos

redactor

Causa «PIMP»: una por una las sentencias y absoluciones del Tribunal Federal

redactor

Nación incorporará la vacuna contra el dengue: «El peso de los acontecimientos hizo cambiar la actitud»

redactor